Salir a bailar!!

Estándar
Salir a bailar!!

Estamos en tiempos de crisis. Crisis emocional, crisis económica y, por lo que se ve, crisis de valores. Cuando las cosas van bien, parece que todo está permitido pero cuando van mal sale a relucir la calidad humana.

Como salsera y cliente metida de lleno en la crisis busco tres cosas:
-ofertas y/o gratuidad
-calidad
-agradabilidad

Antes de salir a bailar lo primero que miro es la extensa oferta de locales salseros donde no me revienten los bolsillos:

-lugares que no cobren entrada, lugares que para entrar cobren consumición mínima o, si el día lo requiere, lugares donde cobren una entrada moderada. Ya se sabe que días y que locales cobran una cosa u otra dependiendo del día o de su rutina.

Bailando salsa se suele tener sed, en algunos locales más que en otros. Entiendo que hay que ganarse la vida y mantener una salsoteca cuesta un dineral pero, que es mejor, asfixiar al personal para obligarlo a beber y limitar la clientela o mantener esa clientela a lo largo del tiempo? En mi caso busco lugares donde pueda bailar sin mortificar mis sentidos porque si hace calor, se tiene sed pero se suda y hay quien lleva peor eso de los olores corporales. Y cuanto más se bebe, más se suda y peor huele y entonces acabamos intoxicados con los cañones de humo que, supuestamente, eliminan los olores pero te dejan los ojos como brasas. Esos locales en los que para ahorrar energía y obligarme a consumir quitan la refrigeración tienen mi repulsa absoluta.

La publicidad también es otro aliciente a considerar. Locales que anuncian a bombo y platillo actuaciones “magistrales” los días que suelen tener entrada libre y cuando llegas a la puerta te encuentras que has de rascarte los bolsillos como si de un domingo se tratara. Si la entrada de ese día se ha de pagar porque, evidentemente esos profesionales ponen un precio por su trabajo, no te olvides de anunciarlo. De lo contrario consideraré que me estas engañando y a nadie le gusta que lo engañen. Y por tanto, no volveré. El publico es libre de elegir donde quiere ir.

Si anuncian consumición mínima, que entendemos por consumición mínima? Que cuando vaya a la barra a pedir mi primera bebida me la cobraran a un precio ya predeterminado y canjearé la tarjeta que recibí al entrar.

Si toca pagar entrada me especificaran si dicha entrada incluye algún taller, alguna bebida o alguna actuación. Ya sé que los conciertos no son gratuitos!

Y yo elegiré libremente lo que más me interese, sea por precio, sea por práctica, sea por honradez, cosa que también fideliza.

Rentabilizar las escuelas: Este es otro modo de ir a bailar a precios más que razonables. Más económicos que las salsotecas e incluyen bebida y algún taller. Para los que se inician en el baile, es un lugar más acogedor donde no se sienten anonadados ante tanto bailarín experto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s