Concierto Óscar de León

Estándar

concierto-oscar-d-leon-barcelona-salsa-all-stars-26-julio-barcelona_img-303229

El Sábado 26 de Julio tuvo lugar en la sala Barts un gran concierto salsero dentro del Festival Grec 2014. Aunque la entrada anunciaba el comienzo a las 21:00h, el león de la salsa se ha hecho esperar mientras amenizaba la espera el grupo BCN Salsa All Stars que arranco los primeros bailes del público. El cambio de instrumentos duró casi una hora en la que el Dj puso algunas salsas, reggaetón y algún ritmo que aún no he conseguido descifrar.

A las 00.40h el León salió a escena, con gafas de sol y trajeado elegantemente. Comenzó su actuación recordándonos que el que la hace la paga con su éxito “Lloraras” y sin descanso, continuó con algunos de sus temas y algunas versiones cantándole a Barcelona, saludando a compatriotas y homenajeando a toda Sudamérica.

Increíble la vitalidad de este hombre que, a sus 71 años bailó, canto de forma insuperable, animó a todos los que allí estábamos y tan solo desapareció algunos segundos para despojarse de la chaqueta y, posteriormente, cambiar su camisa rosa por una camiseta negra.

Dio paso en tres ocasiones a otros cantantes: a su violinista, una cubana que, aparte de tocar el violín electrónico tiene una voz espectacular y a uno de sus músicos. Y con uno de los componentes de Barullo cantó a dúo “La canto” que hizo cantar y bailar a todos los que allí estábamos.

Me impresiono ver la simpatía de Oscar de León, el buen ánimo, los detalles hacia sus compañeros de orquesta, el acercamiento y saludos repartidos al público de primera fila y la gran clase de este hombre!

Solo falló el técnico de sonido que no acertaba a dar las entradas de voz o de instrumentos y en ocasiones, el murmullo del personal se oía más que la música. El sonido no fue todo lo nítido que cabría esperar pero se pudo disfrutar de lo lindo bailando y cantando sin parar pues no se masificó el concierto dando espacio a todos los que estábamos allí.

Oscar de León nos regaló voz, talento, proximidad, salsa, tango, bolero, cha cha cha y un espectáculo inolvidable!

Anuncios

CONGRESOS Y EVENTOS

Estándar

Imagen

Si queremos aumentar nuestras expectativas, iremos a congresos y eventos donde varios profesionales nos darán cada hora, un taller para ampliar nuestros conocimientos en el arte del baile o el fitness. Fines de semana donde te dan alojamiento, pensión completa, un elenco de profesionales y fiesta a un precio ajustado.

Hay empresas que, año tras año mejoran la calidad ofrecida. Organizan eventos “cinco estrellas” que tienen un precio acorde con lo que se ofrece. Eventos que duran hasta tres días, con espectáculos de renombre, profesionales de primera y fiestas espectaculares. Se tiene muy en cuenta que el aforo se reparta entre hombres y mujeres y que todo el mundo disfrute. Y esa es su mejor publicidad!

Pero si tu nivel es de inicio o intermedio, tanto de baile como económico, buscas que dichos eventos se ajusten a nuestros bolsillos y poder disfrutar de un ambiente agradable.

Aquí la competencia es exagerada, se revientan precios, evidentemente se han de abaratar costes (falta de calefacción o aire acondicionado, comida escasa o de mala calidad, los profesionales se repiten, etc)

La cuestión es abarcar a cuanta más gente, mejor, sacar los máximos beneficios y hasta la próxima. Si ya hay previsto un evento, a veces condicionados por las ofertas de los hoteles, se crea otro evento en las mismas fechas lo que hace que la gente se divida, haya siempre muchas mujeres solas y se desvirtúe el verdadero fin de aprender divirtiendose.

Recuerdo un evento al que fui que tan solo pude realizar un taller de rueda (el computo de mujeres triplicaba al de los hombres), por la noche nos quitaron la calefacción y nos repartieron mantas y la comida fue de lo peor volviendo a casa con gastroenteritis. Eso sí, el fin de semana me había salido más barato que irme de finde por mi cuenta y sin talleres. Así se rebajan costes, tu salud se resiente y no vuelves más!

Otro tema es el de los grupos. A veces son tan cerrados que te es imposible interactuar y vuelves con esa sensación de que te has aburrido como una ostra y no has podido conocer a nadie. Eres competencia para las mujeres y los hombres ni te miran. Y si les pides que te hagan de pareja para un taller, resulta que ya tienen “el carné de baile” completo desde antes de llegar al hotel!

Pasó cerca de un año para que yo volviera a probar la experiencia y fue con una empresa (no con dos profesores y un universitario) que se dedica a organizar este tipo de eventos, con una dilatada experiencia y, después de informarme (el boca a oreja para mi es primordial) decidí volver a probar. Y he sido leal a dicha empresa hasta el día de hoy, colaboro con ella y soy fiel a sus eventos porque jamás he tenido una queja insalvable, jamás he vuelto enferma ni me he quedado sin bailar y si muy feliz. He conocido mucha gente y con unos más que otros, voy repitiendo experiencia porque no solo me aportan baile si no, también, temas como los de este articulo, cariño y salidas…

Diréis que estoy “comprada” por ACMsalsa pero, si alguien se ha sentido mal en sus eventos es porque ha querido, porque siempre se ha compensado el número de hombres y mujeres, siempre hay taxis disponibles y la atención de sus colaboradores intenta ser exquisita. Y la calidad de lo ofrecido por encima de su precio. Puedes comprobarlo tu mismo! A que esperas?

Los “TAXIS” de las salas de baile.

Estándar

 

Imagen

¿Qué hacemos cuando queremos ir de un lugar a otro y no tenemos transporte privado? Nos plantamos en la acera de la calle, giramos el cuello hacía la izquierda y esperamos con ansiedad que un coche amarillo y negro se nos acerque y nos pregunte: a donde la llevo, señorita?

De igual manera, cuando acudimos a una salsoteca sin pareja de baile, nos encontramos en el dilema de ver a quien avasallamos y le pedimos un baile. Primero habremos de observar no vaya a ser un bailarín de línea avanzado y nosotras, unas “cubanas medias”. O a nosotras nos encante girar como peonzas y al chico en cuestión le guste marearnos a base de enchuflas y setentas!

Pero, oh, maravilla! En algunos lugares podemos encontrar “taxis” disponibles para bailar con nosotras!! Con todas?

Vamos a puntualizar:
– Si el “taxi” en cuestión tiene alrededor a su grupo de “fans”, olvídate de bailar con él.
– Si es elitista y tú no eres un pivón, olvídate de bailar con él.
-Si el taxi en cuestión ha sido seleccionado por su apariencia, lo más seguro es que no pases del “dile que no”.

Considero que cuando es contratado un “taxi” por una salsoteca de lo que se trata es que éste sepa adaptarse a nuestra forma de bailar, que si nos enseña algo, mejor que mejor y, sobre todo, que baile con TODAS las mujeres, no solo con las que tienen un tipazo, sean sus amigas o bailen a su nivel. Incluso, cosa que me ha dado mucha rabia es que esas chicas vengan con su grupo de amigos y que el “taxi” en cuestión esté a la espera de que alguno la suelte para poder bailar con ella cuando el resto lleva dos canciones (o más) sin mover un pie.

Realmente, pocos he conocido que estén a la altura pero, para mi, dejando de lado que sean altos o bajos, gordos o delgados, la cuestión estriba en que he disfrutado de una noche de salsa sin sentirme relegada por el exhibicionista de turno!

En resumidas cuentas, que dependiendo a donde vayamos, encontrar un “taxi” que nos amenice la noche es como encontrar un “taxi” en la calle en un día de lluvia!

 

Salir a bailar!!

Estándar
Salir a bailar!!

Estamos en tiempos de crisis. Crisis emocional, crisis económica y, por lo que se ve, crisis de valores. Cuando las cosas van bien, parece que todo está permitido pero cuando van mal sale a relucir la calidad humana.

Como salsera y cliente metida de lleno en la crisis busco tres cosas:
-ofertas y/o gratuidad
-calidad
-agradabilidad

Antes de salir a bailar lo primero que miro es la extensa oferta de locales salseros donde no me revienten los bolsillos:

-lugares que no cobren entrada, lugares que para entrar cobren consumición mínima o, si el día lo requiere, lugares donde cobren una entrada moderada. Ya se sabe que días y que locales cobran una cosa u otra dependiendo del día o de su rutina.

Bailando salsa se suele tener sed, en algunos locales más que en otros. Entiendo que hay que ganarse la vida y mantener una salsoteca cuesta un dineral pero, que es mejor, asfixiar al personal para obligarlo a beber y limitar la clientela o mantener esa clientela a lo largo del tiempo? En mi caso busco lugares donde pueda bailar sin mortificar mis sentidos porque si hace calor, se tiene sed pero se suda y hay quien lleva peor eso de los olores corporales. Y cuanto más se bebe, más se suda y peor huele y entonces acabamos intoxicados con los cañones de humo que, supuestamente, eliminan los olores pero te dejan los ojos como brasas. Esos locales en los que para ahorrar energía y obligarme a consumir quitan la refrigeración tienen mi repulsa absoluta.

La publicidad también es otro aliciente a considerar. Locales que anuncian a bombo y platillo actuaciones “magistrales” los días que suelen tener entrada libre y cuando llegas a la puerta te encuentras que has de rascarte los bolsillos como si de un domingo se tratara. Si la entrada de ese día se ha de pagar porque, evidentemente esos profesionales ponen un precio por su trabajo, no te olvides de anunciarlo. De lo contrario consideraré que me estas engañando y a nadie le gusta que lo engañen. Y por tanto, no volveré. El publico es libre de elegir donde quiere ir.

Si anuncian consumición mínima, que entendemos por consumición mínima? Que cuando vaya a la barra a pedir mi primera bebida me la cobraran a un precio ya predeterminado y canjearé la tarjeta que recibí al entrar.

Si toca pagar entrada me especificaran si dicha entrada incluye algún taller, alguna bebida o alguna actuación. Ya sé que los conciertos no son gratuitos!

Y yo elegiré libremente lo que más me interese, sea por precio, sea por práctica, sea por honradez, cosa que también fideliza.

Rentabilizar las escuelas: Este es otro modo de ir a bailar a precios más que razonables. Más económicos que las salsotecas e incluyen bebida y algún taller. Para los que se inician en el baile, es un lugar más acogedor donde no se sienten anonadados ante tanto bailarín experto.