Archivo de la etiqueta: #salsa #bachata #aprendizaje

El movimiento de cadera

Estándar

El movimiento de cadera es un principio básico en salsa. Si quieres aprender a bailar salsa con sabor, el primer punto de atención en tu aprendizaje debe ser el movimiento de caderas.

El movimiento de caderas es lo que le da sabor y sensualidad a la salsa. Sin contoneo de caderas, el baile de la salsa pierde su encanto. En la salsa las caderas acentúan el ritmo, moviéndose de un lado al otro cada vez que das un paso.

En las mujeres suele darse de forma más natural pero en los hombres parece ser más complejo. La mujer, parece ser que por su anatomía preparada para la maternidad dispone de una cadera con más movilidad pero en los hombres parece mucho más rígida.

La cuestión es practicar la propia cadencia al bailar, o sea, cargar el peso en la pierna que está en cada momento, en contacto con el suelo. Tampoco hace falta exagerar…

Aquí unos sencillos trucos a los que prestar atención:

El movimiento de caderas en la salsa surge de una manera natural cuando doblas y estiras las rodillas. Es el resultado de lo que haces con tus pies, el cambio de peso en tu cuerpo y el movimiento de las rodillas.
Para lograr que el movimiento de caderas surja de una manera natural, debes hacer lo siguiente:
– doblar levemente la rodilla de la pierna con la que estás dando el paso,

– al dar el paso mantener tu peso en el lado opuesto del cuerpo con la rodilla ligeramente estirada (sin rígidez),

– ejecutar pasos pequeños,

– al dar un paso tocar el suelo primero con la planta del pie,

– dejar que el movimiento de la cadera surja de una manera natural sin interferir en el movimiento.
Todos estos movimientos de los pies, rodillas y piernas deben estar sincronizados con la música de salsa para que el movimiento de caderas sea auténtico.
Por ejemplo, si das tu primer paso con el pie derecho y la rodilla de esa pierna está ligeramente flexionada, la cadera izquierda se levanta y mueve hacia la izquierda mientras que la cadera derecha baja de nivel. Cuando terminas el primer paso con la planta de tu pie y cambias tu peso al lado derecho, tu cadera izquierda se mueve hacia la derecha de forma natural.
Ahora con música ejecutando los 8 tiempos:
1. Pon el peso de tu cuerpo en el lado derecho con la rodilla levemente estirada (sin que esté rígida). Dobla levemente la rodilla de la pierna izquierda. Da un paso hacia el frente con el pie izquierdo en el primer tiempo. Al dar el paso, tu cadera derecha se levanta y mueve hacia la derecha. Cuando la planta de tu pie izquierdo toque el suelo, transfiere el peso al lado izquierdo. Tu cadera derecha se mueve hacia adentro y hacia la izquierda.

2. Toca el suelo con el pie derecho y cambia el peso al lado derecho en el segundo tiempo, estirando la rodilla levemente.

3. Dobla levemente la rodilla de la pierna izquierda. Da un paso hacia atrás con el pie izquierdo en el tercer tiempo. Al dar el paso, tu cadera derecha se levanta y mueve hacia la derecha. Cuando la planta de tu pie izquierdo toque el suelo, transfiere el peso al lado izquierdo. Tu cadera derecha se mueve hacia adentro y hacia la izquierda.

4. Haz una pausa en el cuarto tiempo. Al hacer la pausa, tu cadera regresa al centro.

5. Dobla levemente la rodilla de la pierna derecha. Da un paso hacia atrás con el pie derecho en el quinto tiempo. Al dar el paso, tu cadera izquierda se levanta y mueve hacia la izquierda. Cuando la planta de tu pie derecho toque el suelo, transfiere el peso al lado derecho. Tu cadera izquierda se mueve hacia adentro y hacia la derecha.

6. Toca el suelo con el pie izquierdo y cambia el peso al lado izquierdo en el sexto tiempo, estirando la rodilla levemente.

7. Dobla levemente la rodilla de la pierna derecha. Da un paso hacia el frente con el pie derecho en el séptimo tiempo. Al dar el paso, tu cadera izquierda se levanta y mueve hacia la izquierda. Cuando la planta de tu pie derecho toque el suelo, transfiere el peso al lado derecho. Tu cadera izquierda se mueve hacia adentro y hacia la derecha.

8. Haz una pausa en el octavo tiempo. Al hacer la pausa, tu cadera regresa al centro.

A practicar!!

Anuncios